27/8/18

Curso 2018/2019 y unos alfileres de boda

Una vez más me he propuesto no abandonar este sitio, la verdad es que cada vez resulta más complicado el encontar un rato tranquilo para encender el ordenador y poder escribir algo decente. Y la culpa sobre todo es mia, porque lo sencillo es coger el móvil y publicar desde ahí alguna foto en instagram y compartirla en facebook, pero la pereza es muy mala consejera.
Así que curso nuevo y propósitos nuevos, a ver lo que duran.
Por lo pronto puedo decir que mi verano ha sido un no parar a pesar de tener un par de semanas de vacaciones. Una de ellas la aproveché para irme a Menorca y fue increíble y en la segunda me recorrí Cantabria así que no puedo quejarme. Pero ahora ya estoy con los pies en el suelo deseando equilibrar un poco todas mis aficiones para tener tiempo para todas.
No llegué a enseñar por aquí unos alfileres de boda de flor de franchipán o plumerias que me pidieron. Fue un encargo express del día 1 de junio, el reto era hacer 10 alfileres de esas flores, del mismo color y con otro tipo de hojas distintas a las que había hecho con las otras (véase Alfileres de boda: Parte I) para antes del día 15 de junio.
Al día siguiente me puse a hacer la prueba de tamaño y forma y la envié para comprobar que estaba todo conforme.
Tamaño perfecto, hojitas descartadas, hice otras más finas y elegantes. Me quité alguna hora de sueño (porque de trabajo no era posible) y, pese a un tema ajeno a todo esto, la tarde del 6 de junio estaban todos terminados y listos para enviar.



Con una mano de barniz quedó un efecto nacarado que a mi personalmente me gustó mucho, así que tocó embalarlos de la mejor manera posible (para que no hubiese sorpresas en el envío) y se fueron derechitos a su destino.
Como ya se sabe, a pesar de ser un envío certificado dentro de España, se envió un 6 de junio y llegó un 11 de junio aunque me dijeron que en 3 días estaría en su destino. Por suerte lo mandé con  margen porque ya me conozco eso, pero una no deja de soprenderse con estas cosas. Llegaron sanos y salvos, eso sí y esta fue la reacción:

Ya los tengo. ¡Son preciosos! Mil gracias, y qué bien embalados. Gracias por todo.

Cosas así animan a cualquiera ¿no os parece? :)



1/6/18

Lagartijas y salamanquesas

Me fascinan los reptiles, pero tal vez son las salamanquesas las que más me gustan. Todos los veranos veo cómo se pasean por la fachada de casa e incluso en alguna ocasión he tenido que cogerlas para sacarlas de nuevo a la calle porque querían sentarse a ver la tele conmigo.
Así que un día me dije que por qué no hacía alguna de ellas para mi colección y de pronto una persona del mundo del belenismo me pidió unas lagartijas y unas salamanquesas. Todas ellas no más grandes de 2 cm.
La verdad es que las lagartijas me gustaron por los coloridos pero sigo quedándome con las salamaquesas. Cuando no sé qué modelar, hago un par de ellas porque son muy agradecidas, incluso dejo volar un poco la imaginación como ya vereis próximamente.
Mientras, espero que os gusten ;)















14/5/18

Luna

No suelo hablar mucho de mi, pero esta vez me gustaría rendirle un pequeño homenaje a una de mis perritas que se fue este sábado. Es extraño ver ese hueco al lado de su hermana, es extraño salir a la calle con solo una correa, es extraño no notar ya su naricilla pidiendo mimos.
Han sido 14 años, casi media vida compartiendo momentos, saliendo de baches más o menos importantes, contándole mil y una cosas mientras me miraba (y seguramente pensaba que vaya forma de complicarse la vida) y repartiendo caricias fuese la hora que fuese.
Ahora todos, incluída su hermana Sol, tenemos un vacío en el corazón.




27/1/18

Alfileres boda Parte III

Después de un tiempo y de haber perdido las fotos (¡¡pensaba que las había borrado!!) puedo poner el tercer y último modelo de alfileres de boda. En este caso se trata de rosas, cada una de distinto color, forma y número de pétalos. Fue un poco más complicado la elección de tonalidades porque no quería que se viesen demasiado irreales pero por otro lado no me apetecía repetir el mismo color.
Sufrí un percance con un par de ellas, un aplastamiento irreversible, así que un trabajo que me había llevado casi una hora lo tuve que tirar sin remedio.

Creo que al final fueron las que más gustaron y la verdad es que, aunque me dieron muchísimo más trabajo que los otros dos modelos, me encantó hacerlas.





Tenéis en estos enlaces las fotos con más calidad: